Buscar

Búsqueda destacada

Buscar
Accesibilidad
Toma decisiones financieras informadas y evitar caer en insolvencia

LarrainVial

02/08/2023
1.631
3 Minutos

Insolvencia financiera: ¿Qué es y cómo evitarla?

La insolvencia financiera es una situación que afecta a personas y a empresas cuando sus obligaciones o compromisos de pago superan los recursos que tienen para cumplirlas. En este sentido, queremos que conozcas todo sobre este término para que puedas tomar decisiones informadas y evitar malos ratos.

¿Cómo llegamos a una insolvencia financiera?

La insolvencia financiera ocurre cuando la gente no puede pagar servicios, deudas, préstamos, impuestos o facturas, entre otros, ya sea a nivel personal o en sus emprendimientos y empresas, dado que no tiene los recursos suficientes.

¿Cuáles son las causas de la insolvencia financiera?

Las principales causas que pueden llevar a tener una insolvencia financiera son:

  • Mala gestión: Una administración inadecuada de los recursos puede generar un desequilibrio entre ingresos y gastos, deteriorando gradualmente la capacidad para cumplir con las obligaciones económicas.
  • Endeudamiento excesivo: Tomar préstamos o créditos sin una planificación financiera sólida puede resultar en una carga insostenible de deudas.
  • Crisis económica: Cuando la actividad de un país se desacelera, es posible que las personas enfrenten una disminución significativa en los ingresos, ya sea por sueldos más bajos en el caso individual; y falta de demanda, reducción de ventas y altos costos operativos, por el lado de las sociedades.

¿Qué riesgos tiene ser insolvente financieramente?

  • La insolvencia financiera puede llevar a la acumulación de impagos de compromisos de deuda, lo que puede provocar a la vez cargos adicionales e intereses.
  • La insolvencia financiera afecta negativamente la calificación crediticia de una persona, impactando al momento de solicitar nuevos préstamos, tarjetas de crédito y posiblemente al querer arrendar una vivienda.
  • Las preocupaciones constantes sobre las deudas, la falta de capacidad para cumplir con las obligaciones financieras y la incertidumbre económica pueden afectar negativamente la salud mental y emocional de una persona.
  • Estar en esta situación influye en proyectos personales o poner en marcha un negocio propio, debido a la falta de acceso a financiamiento.
  • En casos de insolvencia financiera grave, en empresas, es posible que los acreedores inicien acciones legales para recuperar sus recursos. Esto puede conducir a embargos de diversos bienes, como vehículos o propiedades, y a la ejecución hipotecaria, lo que implica la pérdida de la vivienda.

Cinco consejos para evitar la insolvencia financiera

Para evitar la insolvencia financiera a nivel personal o en tu emprendimiento/empresa, aquí hay algunas ideas que puedes implementar:

  1. Mantener metas a corto y largo plazo te ayudará a tomar decisiones que se adapten a tus objetivos.
  2. Crea un presupuesto detallado que incluya todos los gastos fijos y variables con el fin de evitar desembolsos excesivos y controlar tus finanzas. 
  3. Mantén un fondo de emergencia que cubra al menos tres a seis meses de gastos. Además, considera opciones de inversión a distintos plazos y que se ajusten a tu perfil de riesgo, para hacer crecer tus ahorros de manera gradual.
  4. Evita el exceso de gastos y ajusta tu estilo de vida a tus ingresos reales. Aprende a diferenciar entre deseos y necesidades, y toma decisiones de compra fundamentadas.
  5. Edúcate sobre conceptos financieros básicos, como la gestión del crédito, inversiones y presupuesto. Cuanto más comprendas sobre finanzas personales, mejor equipado estarás para tomar decisiones financieras inteligentes.

Indicadores de Mercado