Buscar

Búsqueda destacada

Buscar
Accesibilidad
Florencia Stefani, Gerente de Estudios de LarrainVial

LarrainVial

07/05/2024
287
2 Minutos

Florencia Stefani: La banca chilena, solidez y particulares características

En los últimos 5 años, la banca chilena ha alineado gradualmente sus estándares de capital y liquidez a Basilea III. Si bien este proceso estaría completo en 2027, los actuales ratios de capital evidencian que los niveles de los bancos son adecuados, pudiendo enfrentar shocks externos y absorber pérdidas significativas sin poner en riesgo al sistema.

Adicionalmente, bajo la regulación chilena, los bancos deben constituir una reserva técnica en el Banco Central sobre el exceso de depósitos vistas que supere más de 2.5 veces su patrimonio efectivo. Este es un blindaje adicional al de otros países adscritos a Basilea y mitiga riesgos frente a distorsiones de liquidez, impidiendo un exceso de generación de colocaciones con incrementos transitorios de depósitos.

Se suma también que el negocio bancario predominante en Chile es el de otorgamiento de créditos, que mitiga riesgos por inversiones en instrumentos de inversión como los de 2023 en algunos bancos estadounidenses. Por su parte, casi el 50% de dichos créditos se encuentran indexados a la inflación vía UF, lo que genera flujos relevantes, recurrentes y estables para las instituciones. Finalmente, la banca se financia con una base diversificada de pasivos (depósitos y bonos), lo que atenúa riesgos de descalce de plazos.

En esa línea, es clave destacar la solidez del sistema porque adicional a los estándares globales, la banca local tiene características particulares que la hacen aún más sólida, incluso si la comparamos con economías desarrolladas.

*Columna de Florencia Stefani, Gerente de Estudios LarrainVial, publicada en La Segunda.

Indicadores de Mercado