Inicio/LV Insights/Actualidad/México y los primeros ecos de la...
México y los primeros ecos de la arremetida Trump
Helmut Henríquez

Helmut Henríquez

Gerente de Renta Variable de LarrainVial Asset Man

23/02/2017
11.315
4 Minutos

México y los primeros ecos de la arremetida Trump

Ante los últimos acontecimientos, entre los que destaca la toma del poder del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la bolsa mexicana se ha mostrado optimista frente la actitud negociadora con el presidente Enrique Peña Nieto y su par canadiense, el primer ministro Justin Trudeau.

Desde el momento de la elección de Trump, la bolsa mexicana ha estado en una tendencia bajista dada la incertidumbre sobre la supervivencia del North American Free Trade Agreement (NAFTA) y su impacto en la economía mexicana. Por esta razón la bolsa ha caído un 25% en dólares desde entonces.

Ahora bien, en los últimos días Trump ha mostrado una actitud menos agresiva hacia el NAFTA. Esto ha generado expectativas de ciertos cambios en el acuerdo, pero manteniendo el objetivo principal para el cual fue creado.

Desde ese entonces el peso mexicano se ha apreciado. A mediados de enero visité varias compañías mexicanas, donde me reuní con sus respectivas administraciones. De esas reuniones rescato varios puntos en común:

1. Hasta ahora no han visto ninguna señal de desaceleración de la economía. Están cautos por la reunión de los equipos comerciales (México, EEUU y Canadá) por el NAFTA.

2. Es un hecho que la inflación subirá (5,0% estimado para 2017), aunque no lo ven preocupante, ya que por un lado las remesas en pesos lo compensan con creces, y mientras la economía siga generando empleos no lo consideran alarmante (650 mil empleos formales en los últimos 12 meses). Es posible una desaceleración debido al buen desempeño de la demanda interna en los últimos años, pero continuando con crecimientos aceptables.

3. Respecto a los datos macroeconómicos, las colocaciones bancarias a diciembre siguen sanas, creciendo en torno a 14,1%. Los créditos de consumo se mantienen creciendo a 12%. La balanza comercial en diciembre fue positiva por USD 28 millones. Las ventas de tiendas comparables (Same Store Sales) siguen positivas; a nivel de tiendas departamentales mostraron un aumento de 4,0% y como referente para supermercados en Walmex subieron 7,5%.

4. En cuanto al NAFTA, a EEUU le resulta totalmente imposible suplir su demanda de bienes a través proveedores internos, por lo menos en los próximos años. Por eso está forzado a acudir a sus socios comerciales (Canadá y México). A partir de esto podemos destacar lo siguiente:

Las exportaciones de EE.UU. a México generan 5 millones de empleos a EEUU. Si Trump cancela el acuerdo comercial, el desempleo podría alcanzar el 8,5%. Las exportaciones de México representan el 3,5% del empleo.

Los diez estados que más comercio realizan con México tienen ingresos por más de USD 230 mil millones y representan el 66% de las exportaciones, además de concentrar el 50% de los empleos generados por el tratado trilateral.

California tiene 565 mil puestos de trabajo gracias a los productos que vende a México, por un valor cercano a los USD 27.000 millones al año. Texas depende del comercio con México, ya que el acuerdo comercial genera 382 mil empleos y ventas anuales por más de USD 180.000 millones. Y por si fuera poco: más del 80% de las exportaciones de productos avícolas va a México, además de computadores y productos electrónicos, que suman alrededor de USD 25.000 millones.

Para California, Texas, Nuevo México y Arizona, México es el primer socio comercial. Pero gracias al NAFTA, en Nueva York se generan 322 mil empleos, Florida 290 mil, Pennsylvania 200 mil, Illinois 200 mil, Ohio 178 mil, Rhode Island 170 mil y Georgia más de 150 mil.

En conclusión, dado el revuelo que causó la prohibición del ingreso de inmigrantes a EEUU, una acción contra el NAFTA sería mucho más difícil de aprobar. Por ende, mi escenario base es que el NAFTA seguiría manteniendo las cadenas productivas que existe entre EEUU, México y Canadá, por lo que no afectaría mayormente los flujos de inversión extranjera. Sí creo que el nuevo tratado vendría acompañado de nuevos temas, como por ejemplo propiedad intelectual, tema energético e e-commerce, entre otros.

Indicadores de Mercado