Luis Ramos: Preferimos posicionarnos en sectores resilientes al ajuste de crecimiento

Luis Ramos

Gerente de Estudios Perú y Colombia, LarrainVial Research

15/09/2022
488
5 Minutos

Luis Ramos: Preferimos posicionarnos en sectores resilientes al ajuste de crecimiento

Hace un buen tiempo la región ha estado marcada por la incertidumbre político-social, donde Perú no ha sido la excepción, marcando el desempeño de los mercado. Qué ha pasado con los inversionistas? ¿Qué factores están pegando los activos financieros y qué viene para la economía para dicho país? Sobre eso y mucho más nos comenta Luis Ramos, Gerente de Estudios Perú y Colombia, LarrainVial Research, en una entrevista. 

¿Qué drivers han movido el mercado peruano?

En los últimos años, los factores locales han tomado mayor relevancia en el desempeño de la bolsa peruana, captando el interés de los inversionistas tanto locales como extranjeros.

¿Cuáles han sido los más importantes?

El tema más relevante, sin lugar a duda, ha sido el tema político, el cual tuvo su época de mayor auge durante el 2021, donde el mercado evidenció sus temores de cambios en el modelo económico a lo largo de la campaña presidencial que culminó con el ascenso del actual presidente Castillo.

¿Cómo vimos ese fenómeno?

La retórica de la campaña apuntaba a un gobierno que buscaría realizar cambios significativos en las instituciones políticas y económicas, iniciando reformas en temas tributarios, gestión de recursos naturales, pensiones, entre otros. En este contexto, más allá de los temores del mercado, nuestro foco de análisis siempre estuvo en la factibilidad de ejecución de estas iniciativas, las cuales no dependen únicamente de la voluntad presidencial sino están condicionadas por la estructura del juego político, en donde el Congreso tiene un papel relevante. Así, nuestra opinión siempre ha sido que existen los contrapesos suficientes para controlar iniciativas de reformas disruptivas por parte del Ejecutivo.

¿Y esos temores se han revertido en el último tiempo? ¿Por qué?

Si. En los últimos meses, se ha validado nuestra visión respecto a que, si bien podemos enfrentar un escenario de continua turbulencia política, el espacio de disrupción político-económica de este gobierno es acotado, dado los contrapesos que tiene en el Congreso y el severo deterioro de capital político del actual presidente. Así, en este último tiempo, los precios de los activos no habrían internalizado nuevos incrementos en percepción de riesgo por factores locales. Si bien ello es un alivio, debo decir que los inversionistas hoy están cada vez más preocupados por los efectos de segundo orden del riesgo político, lo cual estaría incidiendo en sus estimaciones de crecimiento de corto plazo. En efecto, la persistencia del ruido político afectaría el dinamismo de la inversión, la cual no tiene un panorama alentador dado el deterioro de las expectativas empresariales, las cuales acumulan 16 meses en terreno negativo. Nuestras estimaciones sugieren que esta variable se contraerá 2.0% en el 2022 y se mantendrá estable en el 2023.

¿Cuáles son las perspectivas de inversión para lo que queda del año y el 2023? ¿Qué sectores? ¿De qué van a depender?

Esperamos que la economía peruana crezca 2.1% en el 2022 y 1.0% en el 2023, lo cual evidencia desaceleración de la actividad explicada tanto por un ajuste del crecimiento económico a nivel global en el 2023, como por la persistencia del ruido político a nivel local. En cuanto a la inflación, esperamos que las presiones de alza de precios comiencen a ceder en este último tramo del año, alcanzando un nivel de 6.0% al cierre del 2022 y convergiendo al 1.7% al cierre del 2023.

En este contexto, ¿qué estimamos para la bolsa?

Consideramos que la bolsa peruana deberá navegar un ajuste en las expectativas de crecimiento, lo cual nos lleva a adoptar una estrategia con enfoque selectivo. Para lo que resta del 2022 y 2023, preferimos posicionarnos en compañías que operen en sectores resilientes al ajuste de crecimiento de la economía; tengan limitada exposición a disrupción operación y/o regulatoria; mantengan un balance saludable; y los descuentos en sus valoraciones no estén alineadas a sus sólidos fundamentos. Así, tenemos dentro de nuestra cartera recomendada a compañías como Alicorp y Ferreycorp.  

¿Cómo se posiciona Perú frente a la región?

En comparación con sus pares regionales, Perú luce como la plaza más resiliente en términos de ajuste de crecimiento, aunque su valoración tendría menos espacio de expansión. El ajuste en crecimiento será el tema que domine la atención de los inversionistas en el 2023. En ese frente, avizoramos que el ajuste en crecimiento en Perú será el menor con relación a Colombia y Chile, países en los que esperamos una reducción de sus ritmos de crecimientos el próximo año de 3.1 pp a 1.7% y 2.5 pp a -1.0%, respectivamente. En términos de riesgos político-institucionales, Perú luce como una plaza con relativo menor espacio de disrupción que sus pares regionales. No obstante, al menos parte de esta visión ya estaría siendo internalizada por los activos. En efecto, la bolsa peruana negocia a múltiplos de valoración con descuentos versus la historia relativamente menores que sus pares chilena y colombiana, denotando que su espacio de expansión en múltiplos sería más acotado.   

¿Están entrando capitales extranjeros al país? ¿Cómo se ve ese panorama y por qué?

Recientemente hemos desarrollado un monitor de fondos globales en el cual hacemos seguimiento mensual de dinámicas de inversión extranjera en los mercados accionarios de la región. El mercado peruano ha experimentado salida de inversionistas extranjeros a partir de abril de este año, en línea con el resto de la región, y en respuesta al menor apetito por riesgo a nivel global que ha condicionado que estos inversionistas se muestren más escépticos y exijan mayor claridad en temas políticos a nivel local. Hacia adelante, creo que podríamos ver una moderada reversión en estos flujos ante señales más robustas en torno al control de riesgos político-institucionales.

 

Indicadores de Mercado