La FED destaca la recuperación económica y da señales de normalización de la política monetaria en el futuro
Alejandro Guin-Po

Alejandro Guin-Po

Economista de LarrainVial Asset Management

17/06/2021
707.267
3 Minutos

La FED destaca la recuperación económica y da señales de normalización de la política monetaria en el futuro

Este miércoles 16 de junio se realizó la reunión de política monetaria (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). En la junta más importante y esperada del ámbito económico global, se presumía un cambio de visión respecto a tres temas: (1) ritmo de alza de tasas (forward guidance), (2) proyecciones económicas y (3) ralentización o retiro del estímulo monetario no convencional (tapering).

Las conclusiones a partir de esta junta fueron muy relevantes, considerando también la expectativa de los analistas del mercado sobre un mensaje más restrictivo (hawkish) basado en los registros de inflación que se han mostrado al alza y por sobre lo esperado en los últimos tres meses. Aquello efectivamente ocurrió así, con un incremento de 2 y 6 puntos base en las tasas del Tesoro de 2 y 5 años respectivamente.

Respecto del ritmo de alza de tasas, el principal insumo para estudiar es el gráfico de puntos (dot plot), que resume la postura de cada uno de los miembros de la junta. De este modo, se puede observar que se espera una tasa de 0,60% para 2023, la que es 0,35% más alta que la junta anterior, a su vez la tasa terminal se mantuvo inalterada en 2,50%. Lo anterior da cuenta de una política monetaria más contractiva a partir de 2023, que tendría al menos dos alzas de tasas.

En cuanto a las proyecciones económicas, las expectativas se centraban en una mejora dado el positivo escenario de vacunación, siendo muy simbólico el relajamiento de medidas en Nueva York, que alcanzó un 70% de la población vacunada y con cerca de 45% de la población nacional inmunizada. En este contexto, las proyecciones de PIB se incrementaron desde 6,5% hasta 7,0% para 2021, se mantuvo 3,3% en 2022 y creció desde 2,2% a 2,4% para 2023. A su vez, la tasa de desempleo disminuyó se mantuvo inalterada en 4,5% para 2021. Finalmente, las presiones inflacionarias también se encuentran presentes: el índice PCE incrementó su proyección desde 2,4% hasta 3,4% para 2021, 2,0% a 2,1% para 2022 y 2,1% a 2,2% para 2023.

Finalmente, respecto a la ralentización del estímulo monetaria no convencional, que se conoce más bien como el programa de compra de bonos, no dieron ningún mensaje en particular asociado a un ritmo más restrictivo, por lo que un análisis más acabado se dará en el momento en que se publiquen las minutas del FOMC en algunos días más. Por el momento, el monto y ritmo del programa de compra de bonos se mantiene.

En conclusión, la visión del escenario económico por parte de la Fed sigue destacando los severos daños a la economía, pero enfatizando en el positivo proceso de recuperación que se ha observado, impulsado por la apertura, un buen ritmo de vacunación y un estímulo fiscal sin precedentes, conjugando así unos de los procesos de recuperación más fuertes y rápidos en la historia. Con todo, es esperable que la política monetaria se mantenga en un ritmo muy expansivo hasta finales de 2022, teniendo ahora una señal más clara del ciclo de normalización hacia 2023.

La implicancia para los mercados emergentes y en particular para Latinoamérica pone presión tanto a las tasas como al tipo de cambio, las que se han visto manifestadas en el mercado. En ese sentido, la visión de recuperación global de Estados Unidos beneficiaría especialmente a México, uno de sus principales socios comerciales. En términos de política monetaria, la normalización de política monetaria ya comenzó en Latinoamérica y este impulso de la FED no hace más que ratificar esta postura.

Indicadores de Mercado