El panorama para los mercados permanece incierto

Pablo Méndez y Bernardita Pantoja

Equipo de Asset Allocation de LarrainVial Estrateg

12/05/2020
8.654
3 Minutos

El panorama para los mercados permanece incierto

Durante abril observamos fuertes reversiones en los mercados globales luego que varios países anunciaran planes para reabrir sus economías durante las próximas semanas. Este escenario ha llevado a que algunos analistas afirmen que “lo peor ya pasó” y hacia adelante deberíamos continuar observando una recuperación de los mercados.

Si bien no es claro cuánto durará la pandemia y las medidas de cuarentena, los indicadores que hemos conocido hasta el momento revelan un profundo daño económico y una recuperación rápida de la actividad a los niveles anteriores a la crisis se ve improbable. El Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre de Estados Unidos y la Zona Euro registraron contracciones de 4,8% trimestral anualizado y 3,3% anual; respectivamente, y no capturan abril, el mes de mayor paralización de la actividad. Además, si bien durante el último mes observamos una recuperación de la economía en China, esta ha sido débil por los cambios en los patrones de consumo y el atraso en los planes de inversión que ha gatillado el coronavirus.

Por otra parte, las empresas también se han visto negativamente impactadas y, hasta el momento, un 32% de las compañías americanas han reportado sorpresas negativas en sus utilidades durante el primer trimestre. El panorama claramente no es alentador, lo que se refleja en las fuertes correcciones de las expectativas de utilidades para este año (ver gráfico 1).

                      

En nuestro último comité de Asset Allocation decidimos no modificar mayormente nuestra estrategia y solo realizamos cambios marginales. En las carteras en pesos redujimos nuestra sobreponderación a renta variable de Estados Unidos porque consideramos que las condiciones de mercado no la justifican. Durante abril el S&P 500 rentó 12,8%, algo que no ocurría desde 1987 y luego de esta fuerte alza los múltiplos dejaron de estar atractivos (ver gráfico 2), lo que nos habla de perspectivas de retorno de mediano plazo menos favorables. Decidimos realizar el cambio por High Yield porque esta clase de activo está pagando un yield atractivo (8,3%) y el riesgo relativo es menor. Además, dado que la incertidumbre continuará presente y en estos escenarios generalmente el dólar se fortalece (ver gráfico 3), consideramos prudente mantener nuestra sobreponderación al dólar.

                    

                    

Por otra parte, disminuimos nuestra exposición a caja en el perfil conservador en dólares porque la tasa que paga esta ha disminuido luego de los últimos recortes de tasa del Fed. Decidimos buscar más devengo en bonos Investment Grade (yield en 2,5%), una clase de activo muy segura y que se beneficiará del programa de compra de activos del Fed.

Consideramos que la recuperación que hemos observado en los mercados es frágil y su evolución dependerá de la magnitud del impacto del coronavirus en la actividad. Por lo anterior, frente a este escenario volátil lo más prudente es mantener la estrategia.

Indicadores de Mercado